Divisional C: Hebraica U. 1 (3) – 1 (2)MVCC

1
138

Hebraica ascendió a la B

 

El conjunto macaebo logró el ascenso a la divisional B, tras derrotar a MVCC por tiros penales, después de igualar 1-1  en los noventa minutos de juego. De esta manera el equipo comandado por Israel, hace casi 12 años, vuelve a conseguir algo importante, y tendrá un gran desafío en el 2012 jugando en la divisional B. Te presentamos en este informe, la crónica del partido, que nos envió un lector de nuestra web, que compartimos junto a todos ustedes.

Crónica de un parcial, que publicamos como informe del partido que le dio el ascenso a el equipo de Hebraica:

Hacía ya un par de años que no veía jugar a Hebraica y la verdad llegue la mañana del partido con ganas de ver la evolución del equipo de Israel tras ese periodo de tiempo. Solía ser un equipo muy sólido y compacto en defensa, solidario en los esfuerzos físicos y que sacaba muy buen provecho de la altura de su equipo en las jugadas de pelota quieta. Buenos delanteros que generaban faltas de la nada y te ganaban los 3 puntos desde las alturas.
No corrían ni 3 minutos de partido y ya la primera seña de identidad estaba clara. La línea de 4 final no se movería del fondo. En el eje, el numero 79 (Giovanni Zeoli )hacía valer su altura por sobre su experiencia y rechazaba todo lo que le llegaba por alto. El numero 21 (Kevin Lubinski), acompañaba con buenos movimientos de basculación para no dejar espacios, aunque no se mostraba igual de firme en el juego por alto (cabe resaltar también que ninguno de los dos zagueros son especialmente fuertes en el juego físico).  En los laterales se encontraban sus puntos más flojos, tanto en velocidad como en colocación. El lateral derecho comenzó con problemas para controlar la pelota y perdió varios balones con malas entregas a sus compañeros. En la izquierda, si bien daba algunas ventajas físicas tanto en altura como en velocidad (numero 10), solucionaba los pocos ataques de Cricket por su sector imponiendo su fuerza en las pelotas divididas.

De todas formas, la defensa de Hebraica no sufrió demasiado, principalmente por 2 razones:
1-    Cricket decidió pelear el partido en vez de jugarlo durante los primeros 45 minutos. No utilizo la velocidad de sus externos para las timar a Hebraica, ni abasteció con pelotas al pie para que tanto el Chino Eduardo Borges como Mauricio Hernández pudieran desequilibrar con su habilidad en el 1 vs 1.
2-    Pero principalmente por el excelente trabajo posicional y técnico de su número 23 (Mauro Radzinski). Se hizo dueño y señor del medio campo. Realizo todas las coberturas y no dejaba espacio alguno entre líneas para que Cricket lastimara. Fue de lo mejor de Hebraica hasta que una vez agotado, fue correctamente sustituido por Israel.
En los primeros 45’, el partido fue tan equilibrado como mal jugado. Emiliano Genta  y Rodrigo Verdes jugadores de muy buen pie en Cricket, no jugaban en corto ni habilitaban a sus puntas sino que dividían la pelota constantemente (también es cierto que el estado de la cancha y el calor dificultaba mucho el buen juego). La defensa de Cricket, solucionaba con la fortaleza y seguridad de sus centrales los problemas que les generaban la movilidad de los puntas de Hebraica, que a pesar de ser livianos, se las arreglaron para poner en dificultades a su rival. Principalmente aprovechándose de los errores de posición de los 2 laterales de Cricket (Mathías Melgar en las pelotas que cruzaban tanto Mauricio Márquez  (20) como Marcel Tetman (8) y Paul Martin reculando constantemente y dejando lanzar y rematar libremente al sector derecho del ataque hebreo).

El duelo se daba en el sector medio y el peligro no llegaba a los arcos. Enorme trabajo de Diego Sonsol (30) en Hebraica, un jugador que estaba varios cuerpos por encima de los otros 21 en el aspecto físico. Un tractor que se quedo con todo lo que paso por su sector (izquierdo) y que además, fue capaz de dar un plus, recostándose al centro para ayudar a Mauro Radzinski cuando Marcel Tetman quedaba descolgado más arriba. Fue sin dudas otro de los puntos altos de Hebraica.

Ya en el tramo final del primer tiempo, Hebraica que si bien no acorralaba a Cricket ni le generaba grandes chances de gol, logra por fin sacar provecho del espacio y tiempo que entre Paul Martin y Carlos Hernández le daban a Mauricio Márquez, para que este, luego de recibir sobre el vértice del área, sacara un tremendo disparo que se metería cerca del ángulo, sobre el segundo palo del arquero Alberto Rodríguez.

Es cierto que hasta ahí nada pasaba y que el nivel del partido no correspondía con el premio en disputa pero también es cierto que quien más ventajas daba, quien más errores había cometido en defensa se encontraba 1-0 abajo.
Sobre el final del primer tiempo, en una jugada desafortunada, el muy buen arquero de Hebraica termina por lastimar y sacar del partido a su mejor defensa (Zeoli), Cricket no lo aprovecharía sino hasta la última jugada del partido.

En el segundo tiempo, lo mejor llegaba de la mano de las variantes. Hebraica mueve piezas en el fondo, pasando Márquez a la zaga, retrocediendo Federico Jelen al medio campo (aquí vino lo mejor de este, encarando y siendo peligroso por afuera hasta que fue remplazado por Boris Acuña que no gravito ni con pases ni con tenencia de pelota). Pero Israel se había reservado a sus mejores jugadores para el segundo tiempo. Marion Mendlowicz y el numero 92 volvieron loca a toda la defensa de Cricket. Presionaron, robaron pelotas en ataque, generaron faltas, aguantaron pelotas para que sus compañeros lograran salir del fondo y generaron varias chances de gol producto de su potencia física y habilidad en espacios reducidos. Provocaron que en 15 minutos, Cricket tuviera que cambiar a la mitad de su línea defensiva (Melgar y Martin). Sin embargo, no lograron definir el partido con un segundo tanto, gracias sobre todo a excelentes atajadas de Rodríguez.

Poco a poco Cricket fue haciendo cambios. Sebastián Poggio (sub 18), ingresado a los 20 del segundo tiempo a volantear por izquierda, no lograba pesar en el juego, ya que retrocedía a buscar la pelota al primer tercio de cancha, perdiendo fuerza ya al llegar a tres cuartos. En ese momento,  el Chino Borges se tiro unos metros atrás y le dio más ventaja al medio de Cricket ya que hasta ahí, la marca de Hebraica se imponía. Además, cuando la pelota comenzaba a quemar y el ascenso se escapaba, afloro el temperamento y el talento de Rodrigo Verdes para pedir la pelota, ponerla bajo la suela y empezar a jugar. Y fue así, a través de pases cortos de este, de las embestidas a pura fuerza de Genta que Poggio pudo hacerse de la pelota más cerca del área rival y comenzar a lastimar a pura gambeta. Los aportes del Chino Borges le daban espacios que bien aprovechaba Mauricio Hernández para comenzar a meterle miedo en el cuerpo a la defensa de Hebraica.

Mauro Radzinski comenzaba a cansarse en el mediocampo amarillo y a esta altura Hebraica ya defendía peligrosamente cerca de su arco. El Técnico de Cricket volvió a mover el banco haciendo ingresar a José Gallinal (16) y al número  14. Gallinal aportaría profundidad por derecha, mientras que el delantero, más limitado técnicamente tenía claro que su aporte seria aprovechar la baja talla de la defensa de Hebraica en el juego aéreo tras la salida de Zeoli.
Cricket comenzó a desbordar por medio de Poggio y Gallinal, pero cada centro o envió largo moría en las seguras manos del Joel Lozano. Hebraica seguía complicando en ataque con la enorme habilidad y velocidad de sus puntas, pero seguía perdonando.

El partido se iba, era el minuto 89 cuando el 1 Hebreo se quedaba con lo que parecía ser el último centro. Toma la pelota y saca largo encontrando al número  92 sobre la izquierda del ataque. Este para la pelota y comienza a desparramar rivales, túnel incluido se deshace de 3 defensores de cricket y una vez ya dentro del área, remata fuerte al primer palo. Gran atajada de Alberto Rodríguez. Hebraica pudo liquidar. El excelente delantero de Hebraica decidió ponerle su firma a la enorme jugada individual, pero Mario Mendlowicz esperaba solo, unos metros a su derecha para definir a placer. El 1 no demoro y saco bien largo, la defensa de Hebraica duda y deja picar la pelota (todos nos acordamos de Zeoli en ese momento) El largo número 14, recién ingresado,  saca provecho de su altura y con la pelota en el aire, gana en el salto a Kevin Lubinski y peina para Gallinal que saca provecho del “segundo de siesta” que se tomo el lateral izquierdo amarillo, la deja picar 2 veces y saca una impresionante volea que se mete abajo, junto al palo derecho de Lozano. Era el empate. Habría penales. Increíble la forma en la que Hebraica había recibido el gol. Su máxima fortaleza había sido su rigor defensivo. Había acumulado jugadores en defensa como todo el partido, pero fallaron en concentración (Kevin Lubinski al dejarla picar) y colocación (el lateral izquierdo no cerro detrás de este), fallaron en la última pelota. Había penales y la ventaja anímica era de Cricket.

En los 5 minutos que dan los árbitros para decidir los ejecutantes, se pudo apreciar una de las postales del partido. La forma en la que viven la Liga uno y otro equipo.
Mientras que Israel reunió a los suyos, titulares y suplentes, los animo, los arengo y les dio ánimo para lo que venía. Cricket entero se juntaba en el centro del campo. Jugadores, técnico, Familiares e hinchas todos juntos dentro de la cancha. Intimidad y orden para concentrarse en Hebraica, amateurismo pleno y toda una familia animando en ese momento en Cricket. Sin juzgar a ninguno, dos maneras bien distintas de vivir la liga.

Pero claro, una vez llegados los penales todo queda atrás. La ventaja anímica la tenía cricket quien además lanzaba primero. Genta acomoda la pelota. El zurdo remata alto, fuerte al palo derecho de Lozano. Este vuela y ataja el penal de forma imponente. Haciendo valer su altura y su potencia de piernas a la hora de volar. Adiós ventaja anímica, otra vez abajo Cricket.

Curiosamente el primer remate de Hebraica también seria a cargo de su número 8, Tetman. El talentoso volante acomoda la pelota, engaña al golero, pero su remate pierde justeza y se va por sobre el travesaño. Seguían 0-0 pero la pelota pesaba 1 kilo mas para cada ejecutante.
Llega el capitán de Cricket a rematar. El zaguero había completado buen partido y había empujado a su equipo los 90 minutos. Remata fuerte al medio del arco, Lozano vuela con fuerza hacia su izquierda pero de todas formas detiene el penal con su pie derecho. Una vez más, se imponía el impresionante físico del arquero. 2do penal para Hebraica, Boris Acuña: Gol. 1-0 arriba.

Cricket empataría la serie con ajustado remate de Borges,  abajo al palo izquierdo de un arquero que si bien no pudo detener el remate, volvía a adivinar el lugar. 1-1.

Llega el turno para el autor del gol de Hebraica en el partido. Márquez remata ancho, fuera!  Otra vez empatados.
Cricket y Hebraica convierten el cuarto penal (otra vez el arquero hebreo rozaría el lanzamiento, esta vez de Hernández) y llegábamos así al último remate de la serie.

El arquero de Cricket era el encargado de cerrar la tanda para los suyos. Rodríguez remata fuerte, arriba, cruzado a la derecha de Lozano que vuelve a atajar en forma impresionante. El arquero detuvo 3 y rozo los otros 2 en la tanda de 5. Ventaja para Hebraica que esta vez no fallaría por medio del número 92, quien colocaría suave a un palo y decretaría la victoria final 3-2 en los penales.

Merecido ascenso para Hebraica quien festejaría respetuosamente y recibiría los aplausos de reconocimiento por parte del perdedor. 

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here