Divisional A: Juan XXIII y Católica terminaron a golpes de puño

0

¡Todo Mal!

Lo que a priori era un gran encuentro, terminó siendo un pobre partido de fútbol con empate 1-1, aburrido, con un final impresentable y dejando afuera de la lucha del campeonato a ambas instituciones. Todo culminó mal, a las piñas y agresiones de todo tipo, empañando el final de la divisional a falta de muy poco para finalizar el año.

Por/
Juan Eduardo Carrocio

La verdad que hablar de fútbol después de vivir lo ocurrido en el final del partido, es algo difícil y totalmente secundario.
Un encuentro que a priori era de los más atractivos de la fecha, fue totalmente decepcionante, desde todos los puntos de vista.
El encuentro disputado en cancha del Juan XXIII, comenzó con poca intensidad, mostrando a dos equipos muy pasivos, que se estudiaron mucho en los primeros minutos.

Poco a poco el partido fue subiendo en intensidad, tanto dentro como fuera de la cancha.
La católica dominaba un poco más que el Juan, pero la verdad que se vio poco fútbol.
Por parte de la visita, Federico Fernández mostró velocidad y ganas, moviéndose por todo el frente de ataque y buscando chancees de gol.

Algunos centros de poco peligro fueron todo lo que mostró la católica, salvo dos jugadas; la primera un tiro cruzado de Fernández que se fue afuera y la segunda un centro que terminó con una volea que encontró bien parado al golero local Germán Inderkum.
Por parte del local se vio muy poco; se noto la falta de Juan Andrés Lamanna en el medio campo y el equipo de Daniel Fascioli no tuvo control de pelota en la mitad de la cancha.
Las más claras para los amarillos, estuvieron en pies de Gonzalo Santos, en un par de desbordes por derecha que terminaron fuera de la línea final.

La segunda parte cambió un poco; se vio un partido más dinámico, con muchas ganas pero con poco fútbol por parte de ambas escuadras.
Promediando los diez minutos de la segunda parte, Federico Fernández conectó de cabeza un centro que terminó rebotando en golero del Juan y metiéndose dentro del arco.
Con el tanteador en contra, los locales salieron a buscar el empate, pero para empeorar la situación, Gonzalo Romitti vio la tarjeta roja por una dura entrada sobre la banda derecha del ataque de la católica.
Todo parecía favorable para los dirigidos por Gustavo Reherman, pero pese a tener un hombre demás no podía manejar el partido.
Cuando los locales arremetían en busca del empate, ya con Guzmán Vidal y Leonardo Gaiero en el ataque, llegó una segunda expulsión en el equipo amarillos; Nicolás Martinez vio su segunda amarilla, tras perder una pelota en la última línea del Juan con el delantero de la católica y luego el jugador del Juan lo bajó para evitar el mano a mano con el golero Germán Inderkum.

El partido parecía cerrado a favor de la Universidad Católica, pero los últimos minutos fueron todos del Juan y se jugaron en cancha de la católica.
Después de mucho pelear, el local llegó al empate, con el gol de martín De Souza, que empujó con su pie  un centro a media altura, que golero de la católica no pudo controlar.
Luego del empate, el cual le puso emoción al partido, los dos equipos salieron a buscar el gol del triunfo, pero en un corner favorable a la católica comenzaron los incidentes.
El delantero de la católica Federico Fernández, agredió dentro del área de Juan a Guzmán Vidal; esto fue observado por el línea del partido, el cual lo denunció y fue correctamente expulsado por el arbitro Hector Cuello.

Luego de esto el local tuvo un ataque y en la réplica, la católica terminó lanzando un centro que terminó en manos de Germán Inderkum, quien se adueño de la pelota antes que Cristiñan Nuñez, el lateral de la católica, el cual golpeó la pelota cuando ya estaba en manos del golero del Juan.  Debido a esta situación, el zaguero del local Gabriel Paysan retiró bruscamente al jugador de la católica y comienza el borbollón con muchísima gente de ambos equipos.
En este borbollón, hay una nueva agresión del jugador Federico Fernández a Guzmán Vidal, lo cual fue el detonante de que esa discusión subiera de tono, sacando de sus casillas a muchísima gente del Juan, tanto dentro como fuera de la cancha.
A todo esto, el arbitro Hector Cuello había dado como finalizado el partido, con la expulsión del zaguero local Gabriel Paysan.

Las aguas se calmaron entre los dos equipos, y el blanco de los insultos fue el juez del partido, el cual no influyó en el resultado, pero si consideramos que se le fue el partido de las manos, ya que el cotejo fue muy conversado, entre el juez y ambas parcialidades.
Ya con el partido terminado, con los dos equipos en sus lados, preparándose para retirarse de la cancha, se da el cruce entre los dos equipos que termino con una gran gresca entre mucha gente.
La gente de la católica se retiraba de la cancha rumbo al estacionamiento; al irse acercándose al lado del Juan, gente de este último comenzó a acercarse a la gente de la católica y comenzaron las agresiones verbales de ambos lados; pocos segundos después se desató una batalla campal entre ambas partes, la cual tuvo dos etapas y muchos participantes.
Lamentablemente el partido terminó de esta forma, con un patrullero en el predio y con la visión permanente del arbitro del partido, el cual no sabemos que habrá estampado en el formulario.

Una verdadera tristeza todo lo ocurrido en la cancha del Juan; veremos que ocurre en los tribunales.
Más allá de esto, los dos equipos quedaron complicados, ya que Náutico depende de si mismo para salir campeón.

 

 

 

 

Cancha : Juan XXIII La Chacra
Juez : Héctor Cuello

JUAN XXIII

Germán Inderkum
Pablo Simón
Nicolás Martinez
Gabriel Paysan
Gonzalo Romitti
Ignacio Alonso
Martín De Souza
Pablo Marton
Santiago Campos
Alfonso Vidal
Gonzalo Santos
DT : Daniel Fascioli

UNIVERSIDAD CATOLICA

Santiago Latorre
Cristián Nuñez
Feliciano Rosas
Enrique Lado
Martín Acosta
Eduardo Cuñarro
Nestor Cossia
Diego Borba
Laureano Perez
Marcos Gentinni
Federico Fernández
DT: Gustavo Reherían

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *